Se mantiene una mala calidad del aire en Monterrey y su área metropolitana

Nueve estaciones marcan nivel alto de calidad del aire en varios municipios de Monterrey.

Mala calidad el aireCréditos: Archivo / ABC Noticias
Por
Escrito en LOCAL el

Monterrey.- Los informes del Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA) continúan indicando “Mala” (naranja) y “Muy mala” (rojo) calidad del aire en el área metropolitana de Monterrey.

Comparando los registros de las quince estaciones de monitoreo, en un lapso de las 8:00 a las 11:00 horas, las condiciones del aire tienden a empeorar en todos los municipios.

De acuerdo con el reporte correspondiente a las 11:00 horas, en Cadereyta estaría el mayor riesgo para la población, dado que la estación de monitoreo en este municipio marca 228 microgramos por segundo.

Cabe recordar que ahí se ubica la refinería de PEMEX, señalada por autoridades y ambientalistas como una de las mayores fuentes de contaminación en la entidad, y que ayer el Estado intentó clausurar, sin éxito.

Mala calidad del aire. Créditos: SIMA. 

La misma estación en Cadereyta, a las 8:00 horas, marcaba una calidad del aire “Aceptable” (amarillo).

En Santa Catarina también se registra riesgo, con 204 microgramos por segundo a las 11:00 horas. La única estación que, a las 8:00 horas. marcaba una calidad del aire “Buena” (verde), pasó a ser mala hacia las 11:00 horas. Se trata de la estación ubicada en el cruce de Lázaro Cárdenas y Eugenio Garza Sada, al sur de Monterrey.

A las 8 de la mañana, una estación estaba en verde, dos en amarillo, once en naranja y una en rojo. Hacia las 11:00 horas, ya había siete estaciones en rojo y ocho en naranja.

Ya hacia el mediodía, a las 12:00 horas, una sola estación, en el municipio de San Pedro, pasó al “Aceptable” (amarillo). Cadereyta siguió siendo la de mayor contaminación, con 222 partículas por segundo.

Ante las actuales condiciones, se le recomienda a la población de los municipios con mayor riesgo tomar sus precauciones y evitar hacer deporte al aire libre, especialmente a personas vulnerables como niños y adultos mayores.