Baseline, salario para los tenistas

Alfredo Ramírez.
Escrito en OPINIÓN el

Hoy más que nunca, ser tenista profesional puede ser una carrera redituable y para muchos que se decidan a jugar torneos de paga es considerado un trabajo con sueldo.

La ATP pondrá en marcha en el 2024 un plan llamado “Baseline” con el cual los jugadores que se encuentran rankeados entre los 100 mejores del mundo tendrán asegurado recibir al menos 300 mil dólares al final de la temporada, cumpliendo con algunos requisitos.

Esto quiere decir que los tenistas ya no dependerán únicamente de lo que ganen en los torneos y lo que obtengan de patrocinios que algunas empresas les otorguen por promocionar su marca.

“Baseline”, que tendrá un periodo de prueba de tres años, apunta a asegurar que más jugadores puedan tener una vida sustentable a través del deporte.

La ATP espera que un total de 30 a 45 jugadores reciban dinero a través de uno de los tres pilares clave en que está sustentado este proyecto.

El primer pilar son las "ganancias base garantizadas", por medio del cual la ATP compensará la diferencia si los jugadores no alcanzan ciertos umbrales: 300 mil dólares para el Top 100, 150 mil para los jugadores clasificados del 101 al 175 y 75 mil para los clasificados del 176 al 250.

Esta garantía permitirá a los jugadores planificar sus temporadas con mayor certeza, centrarse en su juego e invertir en sus equipos. 

Esto incluye cubrir los gastos de entrenadores y fisioterapeutas personales, así como los desplazamientos entre torneos.

El segundo pilar es el elemento llamado protección contra lesiones, que pagará a los jugadores que participen en menos de nueve eventos ATP Tour y ATP Challenger Tour en una temporada debido a alguna lesión.

Esta iniciativa incluye umbrales fijados en 200 mil dólares para los Top 100, 100 mil para jugadores del 101 al 175 y 50 mil para los que se ubiquen del 176 al 250 en el 2024. 

Esto está diseñado para proporcionar seguridad financiera durante los períodos de inactividad por alguna lesión, permitiendo a los jugadores centrarse en la recuperación y volver con éxito al juego.

Y la "inversión para recién llegados", el tercer pilar, ofrecerá acceso a 200 mil dólares en fondos cuando los jugadores lleguen por primera vez al Top 125, compensados con el dinero del premio que ganen.

Esta iniciativa es un cambio completo en la forma en que el tenis aborda las finanzas de los jugadores y representa el compromiso de la ATP con sus miembros y sus carreras, fomentando un entorno en el que puedan prosperar y elevar el deporte.

Sin duda, "Baseline” cambiará el concepto de ser tenista profesional, al saber que tendrán una red de seguridad a través de la garantía mínima y los pilares de protección contra lesiones, lo que permite que se centren en su juego.