Argentino va a operarse la vesícula y le hacen la vasectomía por error

El hombre se dijo "estar con bronca" porque su mayor deseo era tener una hija con su pareja.

Jorge Base, hombre víctima de una operación errónea | El Doce
Por
Escrito en TENDENCIA el

Córdoba. – Un hombre con un problema en la vesícula fue víctima de un error médico y terminó recibiendo la vasectomía, en Córdoba, Argentina.

Jorge Base, de 41 años de edad, acudió al hospital provincial Florencio Díaz para ser operado de su malestar en dicho órgano, pero al salir se dio cuenta que había sido objeto de un procedimiento totalmente distinto.

“Es muy raro porque en mi carpeta decía vesícula por todos lados, lo único que tenían que hacer era leerla, no tiene mucha ciencia”, reclamó el argentino al medio de comunicación El Doce.

El afectado dijo que los especialistas le dieron muy pocas explicaciones sobre la confusión, y señaló haber sido operado de su verdadera problemática después de la deferentectomía.

Base, quien tiene dos hijos con su pareja, aseguró que los doctores le arrebataron su más grande deseo de poder procrear una niña.

“Estoy con bronca e impotencia porque lo que hicieron ya lo hicieron, no tiene retorno. Lo que te pasa por la cabeza son un sinfín de preguntas. No me explico cómo pueden llegar a una negligencia de esa manera, a un error tan grande”, agregó.

El afectado afirmó que no busca culpables, pero sí una solución, aunque los doctores le hicieron saber que lo único que está a su alcance para poder tener un hijo de la manera en qué desea es recurriendo a la inseminación artificial.

¿Qué es la vasectomía?

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señala que la vasectomía es un método anticonceptivo permanente o definitivo para el hombre que tiene el número de hijos deseado y que quiere prevenir otro embarazo.

Es una pequeña operación que se realiza sin bisturí, con anestesia local, haciendo una punción en la piel de la bolsa escrotal por arriba de donde se encuentran los testículos, a través de la cual se localizan, ligan y cortan los conductos deferentes, que es el sitio por donde pasan los espermatozoides.

Según datos, solo unas 15 de cada 10 mil parejas llegan a concebir un hijo un año después de que el hombre se someta a una vasectomía.